Cómo decir que no: por qué y cuándo deberías decirlo

Esto debe quedar claro: es importante aprender a decir que no, de lo contrario podríamos perder el control de nuestra vida. Podríamos llenarnos de rabia por no hacer lo que realmente queremos. Es necesario en ocasiones saber poner límites y no ceder a manipulaciones y diversos chantajes emocionales.


Esto debe quedar claro: es importante aprender a decir que no, de lo contrario podríamos perder el control de nuestra vida. Podríamos llenarnos de rabia por no hacer lo que realmente queremos. Es necesario en ocasiones saber poner límites y no ceder a manipulaciones y diversos chantajes emocionales.

El tema en cuestión, es decir, la asertividad, se refiere a la capacidad de tener la confianza en uno mismo para decir que no cuando sea necesario.



No se trata de ser egoísta que ignora las necesidades de los demás. Se trata de encontrar un equilibrio entre dos finales igualmente malos: el siempre decir sí y siempre decir no.

Los derechos de los demás son tan importantes como los nuestros. Entonces, debemos tratar de ser asertivos y establecer cuándo debemos negarnos a nosotros mismos y en qué momentos tenemos que decir que sí y aceptar la petición de los demás.

Se trata de saber defender tus derechos, sin intención de herir o perjudicar a nadie.

Consecuencias de no saber decir NO

aprende a decir no

* Sensación de inferioridad y baja autoestima.

* Problemas interpersonales por no dejar claro lo que realmente quieres. Esto confunde a las personas que te rodean, que no conocen tus verdaderos sentimientos y deseos y no saben bien qué hacer.

* Angustia emocional: es común experimentar altos niveles de ansiedad, tristeza e irritabilidad.

* Sensación de soledad emocional sientes que nadie te entiende

no se que hacer con mi vida

* Arrebatos de ira: puedes 'explotar' por algo que realmente no es un problema debido a la acumulación previa de malestar que no ha podido expresar.

* Sensación de insatisfacción, ya que piensa que nunca hace lo que quiere.

* Auto-reproche y culpa por no poder expresar tus deseos.

* Otros abusan de ti: la gente recurre demasiado a ti porque “tienden” a saber que siempre estarás ahí.

Cómo aprender a decir NO

decir no

Aquí tienes algunos consejos para que aprendas a decir que no y puedas negarte a hacer cualquier cosa que no quieras:

* Pierde el miedo a lo que otros puedan pensar. Dentro de límites razonables, eres la primera persona que debe estar satisfecha con tu comportamiento.

* Acepta la ansiedad como parte del proceso. Es normal ponerse nervioso o sentirse incómodo cuando dice que no. Pero, no sucumbas a esta incomodidad diciendo que sí, y tratando de quitar el problema mucho antes porque entonces solo aplazarás una situación indeseable, pero no la resolverás.

* En relación a lo anterior, recuerda las consecuencias negativas que pueden llevarte a aceptar, y ciertamente no serán compensadas por el alivio emocional momentáneo que experimentarás si aceptas.

* Párese frente al espejo y entrene un estilo de comunicación asertivo. Piense en situaciones cotidianas en las que tenga que decir que no, y observe mentalmente su comunicación no verbal, escuchando también su lenguaje verbal. ¿Suena convincente?

* Haz una jerarquía de esas situaciones. Clasifícalos para analizar desde aquellos en los que más difícil es negar lo que piden, hasta aquellos en los que menos cuesta decir que no. Empiece desde hoy para dejar claro a los demás todo lo que no quiere hacer.

* Di no sin dar muchas explicaciones; y así ofrecerás menos argumentos a los que quieran convencerte de lo contrario.

* Interioriza esta idea: “Puede que no hagas o no seas lo que quieres, pero siempre tienes la opción de no hacer o ser lo que no quieres”. Ponlo en práctica cada vez que te enfrentes a una situación en la que no quieras hacer lo que te propongas.

cómo hacer que una chica como tú envíe mensajes de texto

¿Cuándo necesitas decir NO?

Bueno, esta es una pregunta relativa y depende de la situación que estemos atravesando en ese momento. Además, depende del escenario y también de los protagonistas.

Bueno, la fórmula es simple y consiste en lo siguiente: Desarrollar un carácter lo suficientemente sincero como para decir NO. Si eso, lo que le están ofreciendo, no tiene un verdadero sentido de conveniencia para sus necesidades.

Finalmente, si queremos vivir una vida auténtica, debemos hacer lo que sea para nuestro mayor bien, incluso si eso significa decir que no y decepcionar a los demás. Cada vez que dices que sí a algo que no tienes el 100% de sentido común, significa decir que no a una oportunidad y la perdiste. Así, para que cada NO hable, se abre espacio para algo mejor.