9 formas en las que eres tu peor enemigo

Muchas personas tienen una falta de responsabilidad por su vida y viven culpando a los demás, justificándose, buscando pretextos e incluso renunciando a sus sueños. Creen que el mundo está en su contra y que el enemigo está fuera de ellos, no dentro. Un hombre tiene muchas formas de convertirse en su propio enemigo.


Muchas personas tienen una falta de responsabilidad por su vida y viven culpando a los demás, justificándose, buscando pretextos e incluso renunciando a sus sueños. Creen que el mundo está en su contra y que el 'enemigo' está fuera de ellos, no dentro. Un hombre tiene muchas formas de convertirse en su propio enemigo. Hoy, compartiré 9 formas de autosabotaje y convertirme en tu oponente, las mismas que pueden matarte. Usted es su propio peor enemigo

Cuando piensas que la competencia está afuera y no adentro. Pensar que la competencia está fuera de ti es un gran error para cualquiera, ya que se centran en 'ganar' a los demás y no a ellos mismos. El mundo no está en tu contra. Usted es quien pone obstáculos a su crecimiento cuando no decide actuar y desarrollar las habilidades o talentos que lo llevarán al éxito. Compite todos los días contigo mismo, cámbiate desde adentro y mira cómo lo hace el mundo exterior también.



Cuando permites que tu vocecita te sabotee. Cada vez que escuches tu susurro mental que dice 'no puedes hacerlo', te convertirás en tu peor enemigo. Esa pelea interna la tendrás todos los días. Es muy difícil acallar la voz negativa que vive en ti, sin embargo, no es imposible, tienes que darle la batalla diaria. Si permite que la voz interior lo gane, es un paso seguro para convertirse en su peor enemigo.

Otras lecturas:   10 formas de superar tus emociones negativas

Cuando eres egoísta y no ayudas a los demás. Enfocarte en ti mismo no te llevará muy lejos. Serás tu propio enemigo cuando te niegues a dar, ayudar y servir a los demás. Debes ser una persona generosa que sepa que al dar y compartir (tiempo, esfuerzo, conocimiento e incluso dinero) estás sembrando la semilla para hacer un mundo mejor y dejar tu huella en él. Ayudar a otros volverá a ti, tarde o temprano.

Usted es su propio peor enemigo

Cuando no te desafías a ti mismo para crecer y permanecer en tu zona de confort. Estar en la zona de confort es muy fácil y halagador. Por eso se llama comodidad. Una persona debe atreverse a salir de allí y volverse incómoda, mientras quienes se vuelven enemigos de sí mismos, deciden recorrer el camino ya recorrido que solo trae consuelo y placer. Pero recuerde: ¡la verdadera magia ocurre fuera de nuestra zona de confort! Es por eso que necesita deshacerse de la comodidad y comenzar a correr riesgos, dejando que sea fácil ir por lo difícil. Cálmate y encuentra una tormenta que te ayude a crecer.

Cuando no eres autodisciplinado. Ser consistente, perseverante y tener una voluntad fuerte es sinónimo de autodisciplina. Serás tu peor enemigo cuando dejes cosas en el medio cuando comiences un proyecto y no lo termines. Cuando pierdes la pereza y no concluyes las mil y una tareas que te exigirán estar en el mundo del emprendimiento, por ejemplo. La autodisciplina es la moneda que paga por el éxito en su vida y también en su carrera.

Otras lecturas:   Cómo organizar tu vida: 16 trucos para ordenar tu vida

superando el miedo al éxito

Cuando dependes de los demás. Saber que alguien está ahí para cuidarlo puede ser algo positivo. Puede darle una sensación de seguridad cuando surgen problemas. Pero a veces esta idea de tener a alguien de quien depender se convierte en una dependencia malsana de determinadas personas. Se vuelven demasiado dependientes, hasta el punto de que olvidan cómo resolver los problemas por sí mismos. Demasiada dependencia no es saludable porque puede olvidarse de cómo cuidarse.

Cuando no sabes cómo decir NO. Saber decir que no y poner tus propios límites no es fácil, pero, aunque te cause ansiedad o malestar, debes aprender a hacerlo si quieres mejorar tus relaciones personales y sentirte bien contigo mismo. De hecho, no se trata tanto de decir “NO”, sino de mantener a raya el sentimiento de culpa que surge después de negarte. Comprende que decir 'sí' a todo no te convierte en una mejor persona. Y pasar por encima de ti mismo equivale a hacerte daño.

Cuando confías en los demás más que en ti mismo. Otro problema para algunas personas es la falta de confianza en sus propios instintos. Si deciden lograr algo, necesitan la confirmación de otros de que realmente pueden hacerlo. Pueden confiar en otros consejos en lugar de depender de ellos mismos para el estímulo.

Otras lecturas:   5 reglas para mantener una actitud positiva en una situación negativa

Cuando proyectas negatividad. Una persona que proyecta demasiada negatividad puede comenzar a disgustarse con sus acciones. Hay casos en la vida en los que no todo encaja. Pero dejar que la negatividad nos supere puede causar más infelicidad.

La pregunta hoy es, ¿estás dispuesto a dejar de ser tu propio enemigo?