5 formas saludables de dejar ir a alguien que amas

¿Romper una relación incluso estando profundamente enamorado? Parece inconcebible pero a veces se convierte en una decisión dolorosa pero necesaria. Dejar a alguien que amas es un acto que se experimenta como algo antinatural. No parece una decisión racional.


¿Romper una relación incluso estando profundamente enamorado? Parece inconcebible pero a veces se convierte en una decisión dolorosa pero necesaria.



Dejar a alguien que amas es un acto que se experimenta como algo antinatural. No parece una decisión racional. No es ordenado y no está en armonía con nuestra visión del mundo, no tiene sentido. Si amas a alguien, quieres estar con él, ¿verdad? Entonces, ¿por qué sufre si está haciendo lo que supuestamente quiere hacer?



La respuesta es simple: porque la felicidad no depende de la persona que tienes a mano, sino de la vida que estás construyendo. Si esa vida no es lo que quieres. O si no está alineado con lo que quieres o con lo que genera tu bienestar y alegría, ninguna pareja en el mundo podrá compensarlo. En este dilema, tienes que elegir si estás dispuesto a renunciar a varias cosas; y si tales renuncias afectan lo que esencialmente eres, tu sentido vital, entonces esa relación no funcionará sin importar cuánto amor tengas.

Cuando decides dejar a alguien que amas, es porque por un momento tienes una visión elevada mucho más allá de la mera relación y has visto cómo el tiempo finito de tu vida se vuelve más finito y se acaba el minuto en frustración y soledad. Este es el impulso final que te lleva a hacer algo que al final. No solo no es contra natura, sino que es la acción más natural que se puede concebir: elegirse uno mismo.



Tome la decisión de separarse y sea coherente

Deja ir a alguien que amas

Las personas simplemente se alejan unas de otras, lo cual es perfectamente normal, se dan cuenta de que buscan cosas diferentes, ya no comparten los mismos intereses, no se entienden y ya no tienen conexión.

qué no publicar en las redes sociales

Permanecer en una relación que no tiene futuro al final solo causa más sentimientos heridos en ambos lados. Por lo tanto, para usted o para él / ella es esencial comprender que no están destinados a estar juntos y determinar si ambos están comprometidos con la terminación antes de dar el primer paso.



Habla con tu pareja y explícale por qué ya no puedes estar con él.

Deja ir a alguien que amas

La comunicación honesta es la clave, las mentiras sobre el motivo del despido, incluso para proteger los sentimientos de su pareja, solo conducirán a más confusión y malentendidos.

Divide todas las cosas comunes

Si viven juntos, uno de ustedes tendrá que mudarse, así que haga una lista de lo que se quedará cada uno. Retire todos los elementos en un solo paso para evitar encuentros dolorosos a cambio de su anterior área común.

Otras lecturas : 11 cosas para hacer a los 20 en lugar de intentar encontrar el 'amor'

No se apresuren a verse de nuevo, para dar tiempo a curar las heridas de ambos lados.

Deja ir a alguien que amas

Acuerden no verse unas semanas o un mes. Luego considere nuevamente y evalúe si es una buena idea verse solo como amigos.

Perdonense el uno al otro

Si todavía se aman, debería ser un paso fácil. No acaricie la sensación de amargura. Admita que lo pasaron bien juntos, así que acepte el hecho de que es hora de seguir adelante con ambos.

Cuando encuentras muchas razones que comienzan a torturarte todos los días y cuando piensas en todas ellas todos los días y sufres porque no todo es como quieres que sea, entonces definitivamente es el momento de romper esta relación que lleva. en ninguna parte. No importa cuánto ames a esa persona, lo más saludable para ti es detener la agonía y las esperanzas vanas. Porque lo más importante de cada relación es que te colme por completo y te haga feliz.

Otras lecturasCuándo dejarlo ir: 8 señales de que es hora de dejarlo ir

convertir el cabello blanco en negro

Para el ser querido ...:
Lo más difícil es dejar al que amas. Aprieto mi corazón, lo abracé, lo besé y le dije adiós. No me he vuelto atrás, ni una sola vez. Como si fuera algo sujetándome por los hombros sin darme la vuelta. No me siguió, y así debería ser. Pero, la profundidad de mi alma todavía esperaba que lo hiciera. Espero que estes bien. Que no estás sufriendo y que sigues igual de alegre bailando con alguna canción estúpida y que me recuerdas por bien. Te deseo toda la suerte del mundo. Y te amo de una manera en la que probablemente nunca volveré a amar a nadie. Lamento que hayamos fallado.